¿Qué le depara el 2018 a la dirección financiera de una empresa?

En este artículo repasaremos las principales tendencias de 2018 en la direción financiera de las empresas. Muchos son los cambios de los últimos tiempos en este materia, y hemos podido empezar a ver, por ejemplo, como la cifra de ventas de una empresa deja de ser lo principal.

Un director financiero tiene en su dominio todos los elementos económicos de la compañía y su función es la de guiar al CEO en la toma de decisiones. Pero en los últimos años las funciones del director financiero se han ampliado y modernizado. Descubre aquí de qué manera. Y no olvides que un directivo siempre tiene que estar en formación. Por ejemplo, en un master en dirección financiera uno puede reciclarse rápidamente.

Principales tendencias de la dirección financiera en 2018

Repasamos aquí varias tendencias que tendrás que tener en cuenta si eres director financiero:

  • De entrada, en 2018 se produce la plena inmersión en Internet y en sus elementos multimedia. En el campo de las finanzas internet promueve la transparencia y la rapidez. Las criptomonedas, así como la tecnología blockchain, son claves a tener en cuenta para este año.
  • Gestión de riesgos: el director financiero tendrá que tener en cuenta todos los riesgos asociados al mundo cibernético, hoy en día muy relevantes por los recurrentes ataques a páginas web empresariales.
  • Tesorería: parte central de la dirección financiera, ahora gestionada totalmente de forma digital para cumplir con un largo proceso de optimización que ha venido produciéndose en los últimos años.
  • Fuentes de financiación alternativas: explotar temas como la economía colaborativa es clave en los tiempos que corren, donde los bancos se han puesto duros a la hora de dar crédito.

Productividad y costes: la esencia

Un proceso que siempre está vigente para el director financiero es el de la reducción de costes sin por ello reducir la calidad. Habrá que buscar reducciones acordes con el poder de crecimiento que tiene un empresa, y centrarse siempre en aquello que pueda aportar un plus frente a otras opciones.

Al mismo tiempo, la productividad, sobre todo en España, es un elemento clave a mejorar para este 2018.

Por último, merece la pena destacar la inclinación hacia la internacionalización de, incluso, las pequeñas empresas. Un camino a seguir en un mercado cada vez más global.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *